Implantes de Ácido Hialurónico

        Cuando en el rostro se presentan arrugas profundas como es el caso de las comisuras bucales y el surco nasogeniano (se extiende desde las alas nasales hasta el final de los labios), o para las pequeñas arrugas que aparecen encima del labio superior, a las que nos referimos como el "código de barras", tenemos un tratamiento mínimamente invasivo que suele realizarse en unos minutos y con el que se consigue hacer desaparecer la arruga.

        Es el Implante de ácido hialurónico, en este caso formulado de manera que su densidad se adecúe a la profundidad de la arruga a tratar.

        Es una técnica con resultados excelentes. Se puede decir que entras en la consulta con las arrugas y sales sin ellas.

        Los materiales utilizados son de máxima calidad por lo que se minimiza el riesgo de producir alergias y otros efectos indeseables que pueden aparecer con algunas sustancias.

        Una sola sesión de aproximadamente 30 minutos y una consulta de control o retoque suelen ser suficientes. Es recomendable programarlo con unos 30 días de antelación si se tiene algún evento importante en el que se quiera lucir el mejor aspecto.