Rejuvenecimiento

     

        El sol produce fotoenvejecimiento y la piel responde con cambios de coloración, a veces se vuelve más oscura otras más clara, o genera pequeños puntos rojos  llamados "puntos rubí". Estas discromías dan un aspecto abigarrado y quitan luminosidad a la piel.

       

        Con un aparato de Luz Pulsada Intensa de última generación podemos conseguir el rejuvenecimiento integral de la cara, escote y manos. 

        La mejor tecnología para hacer desaparecer las manchas en la piel, uniformizar su color, cerrar los poros y estimular la fabricación de colágeno disminuyendo las arrugas finas. 

       

        Se precisan unas tres o cuatro sesiones que se espacian cuatro semanas entre sí. Sólo se necesita un máximo de treinta minutos y se puede realizar durante todo el año, si la zona tratada no se expone al sol sin protección solar.