Tratamiento antiflacidez

        Los Hilos PDO son uno de los últimos métodos sumados a las herramientas útiles en Medicina Estética. Es un producto formulado a base de polidioxanona, material que se utiliza en la fabricación de hilos de sutura para intervenciones en el corazón. Son materiales reabsorvibles y bien tolerados por la piel.

        Algunas arrugas de la cara, sobre todo en mejillas, y la tendencia a perder la línea que forma la mandíbula, son difíciles de tratar con los materiales de relleno. Por ello se utiliza esta sustancia cuyo mecanismo de acción se basa en regenerar el colágeo propio dentro de las estructuras dérmicas dando una mayor consistencia a la piel y una mayor tensión en aquellas zonas con tendencia a la flacidez.

        Se deben manejar y colocar de manera experta. Se insertan un número determinado de hilos en la dermis creando una malla que dará consistencia a la piel.

        Se consigue una dermis más gruesa con disminución del descolgamiento y las arrugas.

        En la mayoría de los casos se requiere sólo una sesión de una hora. Su efectividad se prolonga durante 1 año o más dependiendo de la capacidad de regeneración de colágeno de la persona tratada. Cualquier época del año es idónea para comenzar este tratamiento que da su resultado a medio plazo.

 

        También se utiizan en casos de piel flacida en zonas corporales como los brazos, los muslos, el cuello o el abdomen con resultados espectaculares.